PC vs portátil ¿cuál escoger?

  • Publicado por Admin
  • 4 de septiembre de 2011 00:37:51 EDT
  • 0 comentarios
  • 4.749 accesos


“¿Un computador de escritorio? ¡No, para qué lo quiero durmiendo en casa!”. Este comentario, hecho por Natalia Forero, una joven de 23 años que quiere comprar su propio equipo de cómputo, se escucha cada día más ante el interrogante de si será mejor optar por un portátil o seguir por la línea tradicional: un PC de escritorio. 

Decidirlo, aunque puede ser cuestión de gustos y dinero, no es algo que usted deba tomar a la ligera. La pregunta esencial en este caso va más allá de la capacidad del disco duro, el procesador, la memoria RAM y las demás características del sistema. 

Cuando lo ideal es maximizar la inversión, lo importante no es con qué lo quiere sino para qué lo va a utilizar. Además, debe tener en cuenta las diferentes tendencias, como el auge de las conexiones inalámbricas y la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar. 

Para Carlos Hurtado, gerente de Intel, hay una fuerte tendencia a comprar más portátiles que PC. “En mercados más maduros, como Japón y Estados Unidos, ya se venden más los portátiles. Son herramientas que cumplen mejor con las expectativas de cómputo que tenemos, que están asociadas con la movilidad, necesidades de comunicación, información y entretenimiento”. 

A esto se suma que las diferencias entre las dos clases de aparatos se han ido disminuyendo con el tiempo. De acuerdo con la publicación Consumer Reports, en términos de capacidades los PC de escritorio y los portátiles modernos son muy equivalentes. 

Cada tarea que se puede realizar en uno puede hacerse de igual forma en el otro. No obstante, la gran diferencia está en el precio. Un portátil es entre 700 mil y un millón de pesos más costoso que un PC de escritorio de similares características. 

En el 2006, según estimativos de la empresa de investigaciones Meta Group, sólo el 45 por ciento de los empleados del mundo usará computadores de escritorio. Algunos años después, asegura la firma, los equipos de escritorio serán desplazados en buena medida por las máquinas portátiles. 

El auge de los portátiles 

Los portátiles se han convertido en el instrumento esencial para algunos ejecutivos que tienen que viajar con frecuencia o estar fuera de su oficina todo el día. 

Según la firma de investigaciones Gartner, la incorporación de computadores portátiles en las organizaciones representa un aumento en la productividad de los empleados de hasta tres horas semanales. Cuando están dotados de acceso inalámbrico, el incremento puede llegar hasta once horas a la semana. “Si una persona es más productiva con un portátil, la inversión vale la pena”, comenta Carlos Hurtado. 

En opinión de William Gracia, director de ventas para Latinoamérica de Acer, este equipo no es sólo un computador personal portátil, sino un elemento de trabajo y de acceso a la información en cualquier lugar, cuya esencia es la movilidad. 

Pero los portátiles no tienen cabida únicamente en el ámbito profesional. Son útiles también para estudiantes, pues les permiten desarrollar sus actividades académicas, incluso al aire libre, aprovechando que muchos campus están implementando redes inalámbricas Wi-Fi. Hoy en día, bastantes portátiles vienen habilitados para esa tecnología. 

Según William Gracia, también se están empleando en los hogares, debido a sus capacidades para manejar música y aplicaciones multimedia. 

Sin embargo, son los ejecutivos los que más adquieren estos aparatos. De acuerdo con cifras de Dell, en Colombia ocho de cada diez portátiles de esta marca son comprados por empresas y sólo dos por usuarios personales. 

Simbad Ceballos, gerente general de Dell Colombia, dice que las razones para que una organización adquiera un computador móvil en lugar de un PC son productividad, espacio y consumo de energía. 

Esto se refleja, además, en la tendencia que ha experimentado el mercado en los últimos tiempos. Se calcula que el segmento de PC está creciendo entre el cinco y el siete por ciento, mientras que el de portátiles lo hace al 20 por ciento. 

Movilidad, la gran ventaja 

El hecho de poder llevar el computador a todas partes es la cualidad más sobresaliente de un portátil, especialmente ahora que Internet y las comunicaciones inalámbricas le dan más atractivo a esa característica. 

Usted puede ubicarse en diferentes sitios donde Internet esté disponible, revisar su correo, ‘chatear' con sus amigos o terminar algunas tareas pendientes de su estudio o trabajo; todo esto a través de redes que permiten la conexión sin cables, y que proliferan en lugares como restaurantes, aeropuertos, cafés y universidades. 

Gartner estima que, a partir del 2006, el 85 por ciento de los computadores portátiles, así como el 60 por ciento de los computadores de mano y el 5 por ciento de los teléfonos celulares, se venderán con tarjetas para acceder a redes inalámbricas. 

Se estima que finalizando el 2005, los hotspots (lugares de acceso público a Internet, ubicados en cafés, hoteles y restaurantes, entre otros) tendrán unos 44 millones de usuarios en el mundo. A finales del 2006, dos tercios de las empresas más grandes ya habrán desplegado redes Wi-Fi y una buena parte de las pequeñas y medianas también contará con esa opción para sus empleados. 

Otra ventaja de estos equipos es su bajo consumo de energía. Según la Agencia Francesa de Energía (ADEME, por sus siglas en inglés), el ahorro de este elemento es un factor crítico en el diseño de portátiles; como consecuencia, usan componentes que la manejan de manera más eficiente. 

Por ejemplo, los fabricantes han creado versiones móviles de sus procesadores, como el Pentium M de Intel (parte de la familia de chips Centrino), que ofrece buen desempeño a velocidades de reloj más bajas; gracias a ello, el consumo de energía del equipo es inferior, y la batería puede ofrecer tiempos de servicio cercanos a cinco horas sin necesidad de una recarga. 

Los contras 

No obstante, no todo son maravillas en los computadores portátiles. En primer lugar, ya que su costo es más elevado, gastar un dinero extra sólo se podrá justificar si en realidad necesita la máquina. 

El tamaño del teclado y la ausencia de ratón también podrían ser obstáculos. El teclado de un portátil es más pequeño y las teclas están más cercanas, lo que los hace menos cómodos. Y algunas personas nunca terminan de acostumbrarse al dispositivo de señalamiento que remplaza el ratón en los portátiles. La solución, sin embargo, es comprar un teclado y un ratón externos para conectarlos al equipo móvil en el hogar o la oficina. 

La pantalla también sigue siendo inferior a la de los PC. Aunque muchos portátiles tienen hoy modelos de formato ancho de buen tamaño, aún están por debajo de los monitores grandes y luminosos de los PC de escritorio, que son más adecuados para usuarios de juegos de computador y software de diseño gráfico, entre otros. 

Así mismo, los portátiles cuentan con una cantidad limitada de puertos USB, porque debido a su tamaño no es viable instalarles más. Además, usted no puede instalar tarjetas internas, como una aceleradora de gráficas en 3D, tal como se puede hacer con cualquier PC. 

Igualmente, en los portátiles suele haber lugar sólo para un disco duro. Esto significa que, si usted desea más espacio de almacenamiento, estará forzado a conseguir un disco externo. 

En compensación, los portátiles suelen tener más opciones de comunicación con otros dispositivos, como capacidades inalámbricas Wi-Fi, puertos PC Card, puertos s-video (para conectarlo al TV) y, en algunos casos, lectores de tarjetas flash. 

El PC de escritorio sigue vigente 

Aunque podría parecer que los portátiles están destinados a remplazar los computadores de escritorio, las necesidades de ciertas personas hacen que estos últimos se resistan a morir. El precio sigue siendo la variable más importante. Si tiene un presupuesto bajo, un computador de escritorio es la mejor opción porque es mucho más barato que un portátil de características equivalentes. 

Otra ventaja de los PC de escritorio es que se pueden actualizar muy fácilmente. Por ejemplo, si bien algunos portátiles cuentan con tarjetas gráficas que enriquecen las imágenes en 3D, su tamaño impide que les sean instaladas otras de mejor desempeño. Para los fanáticos de los juegos, los que realizan edición de video o para diseñadores y animadores este es un elemento tan importante como el procesador del computador. 

Si usted va a comprar el equipo para juegos que no exijan mayor rendimiento, escoger un portátil no es tan descabellado. Pero si necesita aceleración de gráficos y alto procesamiento, un PC de escritorio es mucho más poderoso. 

Los PC, por otra parte, son menos delicados, algo clave si tiene niños en su hogar. Así que, aunque no pueda mover el PC con facilidad por su casa, tampoco es probable que este se arruine porque se le cae al piso. 

La posibilidad de robo también es menor con un computador de escritorio. El hecho de poder transportar un portátil a todos lados también lo hace más propenso a caer en manos de delincuentes. Por ello, una buena medida de precaución es que asegure su equipo móvil contra robo tan pronto lo compre. 

Autor: Bronx Casama
Web: http://www.noticias.com/index.php?action=mostrar_articulo&id=65475&IDCanal=1

 

0 comentarios