Consejos para el desarrollo del liderazgo

  • Publicado por Admin
  • 3 de septiembre de 2011 12:48:36 EDT
  • 0 comentarios
  • 4.122 accesos


Aunque el liderazgo es fácil de explicar, no es fácil de ejercer. El liderarazgo trata, en primer lugar, de comportamiento, y en segundo, habilidades. Los buenos líderes son seguidos principalmente porque la gente cree en ellos y los respeta, no por sus habilidades. El liderazgo es distinto a la gerencia. La gerencia depende más de la planificación, y de las habilidades organizacionales y de comunicación. El liderazgo depende de las habilidades gerenciales también, pero más de cualidades como integridad, honestidad, humildad, valentía, compromiso, sinceridad, pasión, confianza, positividad, genio, determinación, compasión y sensibilidad. Algunas personas nacen con mayora naturaleza de líder que otras. La mayoría de las personas no buscan ser líderes. Aquellos que quieren serlo, pueden desarrollar sus habilidades de liderazgo. 

El liderazgo se puede ejercer con estilos diferentes. Algunos líderes tienen un estilo que es el correcto para ciertas situaciones, pero el incorrecto para otras. Algunos líderes se pueden adaptar y usar diferentes estilos para situaciones dadas. 

10 Consejos de liderazgo 

Jack Welch, respetado líder de negocios y escritor, propuso estos principios fundamentales: 

  • Sólo hay una vía – la vía correcta. Es la que establece el tono de la organización.
  • Esté abierto a lo mejor que cualquier persona, en cualquier lugar, tiene que ofrecer. Transfiera el aprendizaje a lo largo de su organización.
  • Ponga a las personas correctas en los puestos correctos. Es más importante que desarrollar una estrategia.
  • Una atmósfera informal es una ventaja competitiva.
  • Asegúrese de que toda persona cuenta, y que todos sepan que cuentan.
  • La auto-confianza legítima es una ganadora. La verdadera prueba de auto-confianza es la valentía de abrirse.
  • Los negocios tienen que ser divertidos. Las celebraciones energizan una organización.
  • Nunca sub-estime al otro.
  • Entienda dónde se realmente se agrega valor, y ponga a los mejores allí.
  • Sepa cuándo entrometerse y cuando alejarse. Es puro instinto.


Cómo líder, su principal prioridad es lograr que se haga el trabajo – cualquiera que este sea. Los líderes lo logran al: 

  • Conocer sus objetivos y tener un plan de cómo lograrlos.
  • Construir un equipo comprometido con el logro de los objetivos.
  • Ayudar a cada miembro del equipo a dar su mejor esfuerzo.


Como líder, debe conocerse a sí mismo. Conozca sus propias fortalezas y debilidades, de manera de poder construir el mejor equipo a su alrededor. 

Planifique cuidadosamente, con su gente cuando sea apropiado, cómo logrará sus metas. Quizás tenga que redefinir o desarrollar sus propias nuevas metas y prioridades. El liderazgo puede ser intimidante para muchos, simplemente porque nadie está creando las metas – el liderazgo con frecuencia significa que usted debe crearlas desde cero. Establezca y acuerde estándares claros. Mantenga el equilibrio correcto entre “hacer” usted mismo y administrar el “por hacer” de los demás. 

Construya equipos. Asegúrese de cuidar a la gente y que la comunicación y relaciones entre ellos sean buenas. Selecciones gente buena y ayúdeles a desarrollarse. Desarrolle a la gente mediante entrenamiento y experiencia, particularmente acordando objetivos y responsabilidades que le sean de interés y les exija más de lo que pueden; apoye siempre a aquellos que se esfuerzan por mejorar y por encarar tareas adicionales. Siga las reglas de delegación con cuidado – es un proceso crucial. Asegúrese que sus gerentes apliquen los mismos principios. Los buenos principios de liderazgo deben bajar en cascada por toda la organización. Esto significa que si usted es el líder de una gran organización, debe revisar que los procesos para administrar, comunicar y desarrollar a la gente estén en su lugar y funcionando adecuadamente. 

La comunicación es crítica. Escuche, consulte, involucre, explique el qué debe hacerse y el por qué. 

Algunos líderes lideran mediante el ejemplo y son muy “manos a la obra”; otros son más distanciados y dejan que su gente lo haga. En cualquier caso, su ejemplo es fundamental; la forma como usted trabaja y actúa será lo máximo que podrá esperar de su gente. Si usted establece estándares bajos, será el culpable de los bajos estándares de su gente. 

“… Alabe en voz alta, culpe calladamente.” (Catalina la Grande). Siga esta máxima. 

Si busca un comportamiento que le pueda ganar el respeto y la confianza de su gente, este es: siempre déles el crédito por los logros y éxitos de usted. Nunca se lleve el crédito usted, aunque realmente sea el único responsable (lo que de todas formas es improbable). Usted debe, sin embargo, aceptar la culpa y responsabilidad por las fallas y errores que cometa su gente. Nunca, nunca, nunca culpe publicamente a otra persona por fallar. La falla de su gente es responsabilidad de usted – el verdadero liderazgo no es un escondite para un verdadero líder. 

Dedique tiempo a escuchar y a entender a la gente. Camine por la empresa, pregunte y aprenda sobre lo que la gente hace y piensa, y cómo creen que se puede mejorar. 

Acentúe los positivo. Exprese las cosas en términos de lo que se debería hacer, y no como no se debería hacer. Si acentúa lo negativo, la gente tenderá a virar hacia ello. Como la madre que deja al niño de cinco años por un minuto en la cocina, diciéndole al salir “…y no vayas a meterte las habichuelas por la nariz…”. 

Tenga fe en que la gente hará grandes cosas – si les da espacio, aire y tiempo, todos pueden lograr más de lo que esperaban. Déles oportunidades relevantes e interesantes, con las medidas y recompensas adecuadas, y seguramente le pagarán con creces por su fe. 

Tome esas decisiones difíciles con valentía, sea sincero y sensible cuando las ejecute. 

Busque constantemente aprender de quienes le rodean – ellos pueden enseñarle más sobre usted mismo que ninguna otra cosa. Ellos le dirán el 90% de lo que necesita saber para lograr los objetivos del negocio. 

Adopte el cambio, pero no por el cambio mismo. Comience a planificar su propia sucesión tan pronto como sea nombrado en el puesto. En este sentido, asegúrese que las únicas promesas que haga sean aquellas de las que puede garantizar su cumplimiento. 

El comportamiento de liderazgo desarrolla el estilo y las habilidades del líder 

Las habilidades de liderazgo están basadas en el comportamiento de liderazgo. Las habilidades por sí solas no hacen a un líder – el estilo y comportamiento lo hacen. Si ustes está interesado en entrenamiento y desarrollo de liderazgo, comience por comportarse como un líder. El liderazgo es principalmente asunto de comportamiento, especialmente el comportamiento ante otros. Las personas que se esfuerzan por las siguientes cosas, generalmente llegan a ser considerados y respetados como líderes por su gente: 

  • Integridad: el requisito más importante; sin el, cualquier otra cosa no tiene sentido.
  • Ser muy maduro: nunca ponerse emocional con la gente; nada de gritar o vociferar, aún cuando se siente muy molesto.
  • Liderar por ejemplo: sea siempre visto trabajando más fuerte y más determinadamente que cualquier otro.
  • Ayude en el camino a su gente cuando lo necesiten.
  • Justicia: trate a todos por igual y según el mérito.
  • Sea firme y claro al tratar con comportamientos malos o poco éticos.
  • Escuche y entienda a la gente; muéstreles que le entiende (esto no quiere decir que tiene que estar de acuerdo con todos – entender no es lo mismo que estar de acuerdo).
  • Siempre acepte la responsabilidad y culpa por los errores de su gente.
  • Siempre dele el crédito a su gente por sus éxitos.
  • Nunca se auto-promocione.
  • Respalde y apoye a su gente.
  • Sea contundente en sus decisiones, pero aparente tomarlas en forma justa y equilibrada.
  • Pida opinión a los demás, pero manténgase neutral y objetivo.
  • Cuando tenga que dar malas noticias o criticar, sea honesto pero sensible.
  • Siempre haga lo que dice que hará – mantenga sus promesas.
  • Trabaje duro para convertirse en experto en lo que hace técnicamente, y en entender las habilidades y limitaciones técnicas de su gente.
  • Estimule a su gente a crecer, aprender y a emprender tanto como quieran, a un paso que puedan manejar.
  • Siempre acentúe lo positivo (diga ‘hazlo así’ en lugar de ‘no lo hagas así’).
  • Sonría y estimule a los demás a ser felices y a disfrutar.
  • Relájese, y dele a su gente y a usted mismo el tiempo para conocerse y respetarse unos a otros.
  • Tome notas y mantenga buenos registros de todo.
  • Planifique y prioritice.
  • Administre bien su tiempo y ayude a los demás a hacerlo también.
  • Involucre a su gente en sus ideas, especialmente en lo relativo al manejo del cambio.
  • Lea buenos libros, y acepte consejos de gente buena, para ayudar a desarrollar su propio entendimiento de usted mismo, y particularmente de las debilidades de los demás (muchos de los mejores libros de liderazgo no son de gerencia – son de personas que triunfaron sobre la adversidad).
  • Logre las tareas y objetivos de la empresa, pero nunca a expensas de su integridad o de la confianza de su gente.





Autor: Alan Chapman
Web: http://www.businessballs.com

0 comentarios