Empresas familiares opción de crecimiento

  • Publicado por Admin
  • 9 de diciembre de 2011 23:59:42 EST
  • 0 comentarios
  • 4.952 accesos


El término empresa familiar sigue siendo desconocido inclusive en el ambiente financiero y de negocios en nuestro país (México), aseguró en entrevista con EL UNIVERSAL, César Dabián, director general de la marca Emprendiendo, franquicia dedicada a fomentar la cultura emprendedora en nuestro país.

Dabián sostuvo que las empresas familiares deben de entenderse de manera diferente a todas las demás. "Tienen un trato especial que cualquier otra empresa privada o pública, 95% de las 65 mil empresas medianas y grandes en México son familiares y 50% de las que son públicas están controladas por familias.

El anterior es un dato importante, la empresa familiar en cualquier economía del mundo es el sector dominante, cuando alguien planea iniciar un negocio, de manera natural se piensa en la familia, es la primera opción viable para que padres, hijos, hermanos o primos, sean nuestros socios y colaboradores, especialmente en las culturas latinas" destacó.

Dabián dio a conocer que las empresas familiares tienen el doble de probabilidades de salir adelante que las que no lo son, "las estadísticas dicen que de las empresas familiares que sobrevivieron a los tres primeros años, 30% llegó a una segunda generación, 15% a la tercera y 10% a la cuarta generación, si hablamos que cada etapa dura 25 años, entonces estamos frente a una empresa de 100 años de existencia", dijo el empresario.

Destacó que la razón fundamental por la que crecen y permanecen este tipo de empresas es porque en ellas, no sólo está en juego un ingreso o un sueldo sino el patrimonio de la familia, por ello lo que las hace durar es la perseverancia.

"La perseverancia va acompañada de muchos tropiezos y fracasos, lo que en nuestro país hace falta es que la perseverancia vaya acompañada de estrategias bien fundamentadas, se necesita cumplir con lo que se conoce como CDA, que quiere decir, compromiso, disposición y asignación inteligente de recursos", aclaró el directivo.

Dabián sugirió que para que una empresa familiar crezca y perdure lo ideal es que logren la profesionalización a través de experiencias propias y adquiridas y de herramientas globalmente disponibles.

"En Europa y en Estados Unidos el panorama es diferente, cuando nosotros decimos que 30% de las empresas familiares llegará a una segunda generación hablamos de éxito, pero en muchas naciones lo ven como un punto débil de la economía, como un fracaso", advirtió Dabián.

Expresó que esto se da en gran parte porque en Europa la familia interviene directamente en la operación de la empresa y en México son únicamente accionistas, se dedican exclusivamente a recibir ganancias sin intervenir en su desarrollo.

Sostuvo que las empresas que han llegado a una segunda generación deben formularse tres preguntas básicas para salir adelante. "Debemos de cuestionarnos, ¿qué bien estamos construyendo para la familia con esta empresa?, ¿los propietarios somos los directivos adecuados?, ¿somos los dueños adecuados? y todo esto bajo el siguiente razonamiento, el éxito de una empresa familiar depende del éxito de la propia familia y de las relaciones que existan entre ellos.

"Si la familia está mal, el negocio está mal, sobre la segunda pregunta se debe de revisar que si no hay talento suficiente lo debido es contratar a externos y en la tercera pregunta si la respuesta es no, debemos vender la empresa", afirmó.

El especialista dijo que es en esta etapa en donde llega el caos para muchas familias porque no quieren vender ni saben cómo hacerlo.

"No estamos preparados y casi nunca construimos negocios pensando en que algún día los vamos a vender, al iniciar un negocio debemos de constituirlo y estructurarlo de tal manera que pueda ser vendido, una forma de vender son las franquicias", resaltó.

Sugirió a aquellas personas que estén pensando en emprender un negocio, lo hagan con su familia y que tomen en cuenta estas recomendaciones, "ya sea que se trate de una micro o de cualquier otra, debemos de comenzar a hacer las cosas bien, si queremos formar una gran empresa debemos de comenzar a actuar como si lo fuera, un negocio mal estructurado, nos llevará al fracaso".

 

Eduardo Camacho | El Universal = http://www.eluniversal.com.mx/notas/811079.html

0 comentarios