Qué es Emprender

  • Publicado por Admin
  • 6 de noviembre de 2011 00:45:19 EDT
  • 0 comentarios
  • 14.228 accesos


Es común escuchar sobre los términos Emprender, Emprendimiento, Iniciar, Arrancar, Aventurarse, Abordar por mencionar las más comunes; sin embargo cuando pensamos en comenzar una actividad, negocio, tarea, etc., es inherente que este vaya relacionado con Riesgo, ya sea riesgo orientado a la dificultad que conlleva o al peligro por la falta de seguridad.

De ahí que relacionemos que Emprender algo no es una actividad sencilla. Si pensamos sobre esto, hay un elemento clave que protagoniza la realización de la obra:

El Emprendedor: Aquella persona que toma el riesgo y la aventura de empezar algo.

Mucho tiene que ver las características, cualidades, habilidades, la energía invertida de éste protagonista para cumplir con su objetivo. Tomando como premisa que en nuestras acciones se ve reflejado lo que somos.

Entonces este proceso se convierte en un proceso incluyente de relación directa. En traducir ese espíritu emprendedor en la ejecución de un plan de acción.

Y la satisfacción de llevarlo a cabo es mayor, cuando son nuestras propias ideas las que convertimos en negocios, y desafiar ese miedo constante al fracaso. Después de todo, el fracaso es sólo un resultado no esperado. El cual se puede cambiar con mejora y localización de errores cometidos.

Muchas son las cualidades y características que se menciona deben tener un Emprendedor o empresario. Y todas son igual de importantes, una de las más sobresalientes es la de la capacidad de transformar los problemas u obstáculos en oportunidades o campos de mejora, en mantener una actitud positiva y eliminar la resistencia-miedo al cambio.

Así como el emprender un negocio es un desafío, esta aventura es aplicable y beneficiosa para muchos ámbitos de la vida. ¿Depende sólo de ese espíritu emprendedor que el resultado sea exitoso? Es afirmativo que es un elemento clave, sin embargo el querer hacer y transformar nuestras ideas deseadas en realidad, en la búsqueda constante de satisfacción.

La tarea diaria entonces es educar a la mente, evitando esas censuras y preparándola para estar dispuesta al cambio, a tomar los riesgos y proponerse convertir los sueños e ideales en realidad.

Atrévete a fomentar tus iniciativas personales, comienza por la propia convicción de la propia eficacia. Si uno cree merecer lo obtiene.

 

 

Autor: Haydee Quijano
Web: http://www.articulosinformativos.com

 

 

0 comentarios