5 Claves para emprender con éxito

  • Publicado por Admin
  • 5 de noviembre de 2011 23:30:22 EDT
  • 0 comentarios
  • 6.476 accesos


• Encuentra las Preguntas correctas.
La clave no está en encontrar las respuestas correctas, sino en encontrar las preguntas correctas. Estas preguntas te permitirán hacer un correcto análisis de tu situación actual, de los recursos que dispones, que conozcas tus fortalezas y debilidades, y que oportunidades o amenazas te esperan allí afuera.

• Desarrolla tu Visión
"¿Cuál es el camino correcto?" Preguntó Alicia al conejo. Y el conejo respondió: "depende de a donde quieras llegar" (de Alicia en el País de las Maravillas). Ese adonde quieras llegar será tu visión. Será un destino, que hoy no existe. Te lo has imaginado en tu mente, y te guiará como un faro en la oscuridad, cuando sientas que has perdido el rumbo. Si no sabes dónde quieres llegar, ningún camino te servirá.

• Rediseñarte
Lo único permanente es el cambio. No hay forma de que ganes la guerra de hoy, con las armas de la guerra anterior. Para esto es imprescindible que desarrolles, no solo tu capacidad de aprender, sino de desaprender. Que sientas desapego por las fórmulas de éxito del pasado, vaciándote (desaprendiendo) de tus modos de hacer las cosas. Modos que te sirvieron para llegar donde estás, pero no te servirán para ir adonde quieres llegar ahora. Y te rediseñes permanentemente (vuelvas a aprender). Seas capaz de recrearte.

• Abrirte al Feedback
El universo, nuestros clientes, prospectos, familiares, amigos, todo con lo que interactuamos nos devuelve señales, un feedback. Este feedback es una bendición. Porque no hay nada peor que hablarle a una pared y no recibir nada de respuesta. Aunque a veces la no respuesta es una respuesta. Este feedback son las señales que te permitirán ajustar el rumbo. No quiere decir que este feedback te guste, o no. Porque si largas un producto al mercado, y nadie lo compra, este es un feedback, que me imagino que no te agrada. Ábrete al feedback, incentívalo, foméntalo. Por parte de tus clientes, prospectos, empleados, amigos, de todo el mundo.

• Ser siempre el responsable
Una vez que recibes el feedback lo peor que puedes hacer es enojarte y decir que son todos unos ignorantes, que tu producto es mejor que la competencia, que los clientes esto… o los clientes lo otro. Si adoptas una posición de víctima, perderás la oportunidad de hacer los cambios que necesitas hacer para ser más competitivo, para ajustar el rumbo. Si asumes que eres el responsable de tu situación, asumirás el control de la misma, y podrás tomar nuevas acciones que cambien esta situación. Hacerte cargo es tomar el timón de tu vida y de tu negocio. Si te enojas, si te crees víctima, le estás cediendo el timón a otro. Y este otro te llevará a donde él quiera, y posiblemente no coincida con el destino donde tú querías llegar.

 

Autor: Verónica Cassano
Web: http://eneemprendedores.wordpress.com

 

 

 

0 comentarios