Los 10 mandamientos de Google para el diseño

  • Publicado por Admin
  • 22 de octubre de 2011 19:14:16 EDT
  • 0 comentarios
  • 2.657 accesos


 

Que aparecer en las primeras posiciones de Google es garantía de recibir un importante flujo de visitas, no es ninguna novedad. Las compañías de cualquier sector conocen perfectamente esta dependencia, y se esmeran por mejorar sus estrategias de SEO y SEM para destacar en los resultados del buscador, conscientes de que aparecer más allá de la primera página prácticamente les condena a la invisibilidad.

Pero para destacar en Google, no todo depende de la programación o de la compra de palabras clave: también hay que tener en cuenta elementos relacionados con el diseño de la web. El Google User Experience, un equipo de trabajo que estudia la forma de elaborar diseños eficaces, ha elaborado un decálogo de mandamientos para que una página sea “gugleable”, y satisfaga tanto a los usuarios como a los criterios de calidad que exige el buscador.

Estos son los diez principios a tener en cuenta:

 

    1. Centrarse en las personas: un producto bien diseñado debe ser útil para el día a día de los usuarios. De nada sirve incluir tecnologías apabullantes o aplicaciones brillantes pero inútiles, si no se cubren las necesidades de los usuarios.



    1. Cada segundo cuenta: el tiempo es un bien escaso y valioso, y por eso una página debe cargarse con rapidez, destacar el contenido más relevante, y evitar clics o pasos que no aportan nada.



    1. La simplicidad es clave: la sencillez es la clave de muchos elementos de un buen diseño, incluyendo la facilidad de uso, la velocidad, el atractivo visual y la accesibilidad. Los mejores diseños son aquellos que incluyen sólo lo que los usuarios demandan.



    1. Atraer a los veteranos, enganchar a los nuevos: un buen diseño debe invitar a que nuevos usuarios lo prueben, ofrecerles ayuda si la necesitan, y crear aplicaciones simples e intuitivas. Al mismo tiempo, debe tener el nivel de complejidad suficiente para aquellos más expertos que demandan funcionalidades avanzadas.



    1. Atreverse a innovar: un diseño correcto siempre es necesario y aceptable, pero es el elemento de la imaginación el que lo puede convertir en único.



    1. Diseñar para el mundo: Internet abre la posibilidad de que infinidad de personas accedan a nuestro producto de muy distintas formas: conexiones rápidas o lentas, diferentes versiones de navegadores, desde un móvil o un PC, etc. El objetivo es crear un producto universalmente accesible.



    1. Pensar en las necesidades presentes y futuras: cuando un producto es rentable gracias a Google, debe intentar mantener dicha rentabilidad sin interferir en los intereses de los usuarios. Google afirma que nunca intentaría aumentar sus ingresos de un producto si eso significa reducir el número de usuarios en el futuro.



    1. Alegrar la vista sin distraer la mente: la primera impresión es fundamental para que un usuario confíe en el producto y vuelva en el futuro. Si a ello le acompaña una estética minimalista que no distraiga al usuario de sus objetivos, mucho mejor.



    1. Ganarse la confianza del usuario: esto se obtiene a partir de elementos básicos, como una interfaz eficiente y profesional, facilidad para volver atrás en cualquier acción, espacios publicitarios claramente delimitados, una terminología bien definida y pocas sorpresas para el usuario.



    1. Añadir un toque humano: los textos y el diseño deben ser cercanos y familiares, y no aburridos, cerrados o arrogantes. La idea es ofrecer al usuario ayuda de la misma manera que lo haríamos con el vecino.


Por supuesto, el decálogo concluye con el reconocimiento de que ningún producto es perfecto, y que todos necesitan de una revisión y un feedback constantes para seguir mejorando.


Autor: Redacción de Baquía
Web: http://www.baquia.com/

 

0 comentarios