Internet Cómo convencer a tu jefe de que los estándares sí importan

  • Publicado por Admin
  • 22 de octubre de 2011 18:51:41 EDT
  • 0 comentarios
  • 3.477 accesos


Resumen: Si quieres implantar el desarrollo con estándares en tu empresa, tienes que empezar por convencer al jefe y ponerlo de tu lado. Para ello lo mejor es hablarle en un lenguaje que el comprenda: plazos más cortos y menos costes.

Para qué nos vamos a engañar: a tu jefe, ya sea el director general o el jefe de informática, le importan muy poco los estándares de W3C. De hecho, nunca ha oído hablar de W3C, ni de CSS o XHTML. Él no habla este idioma, sino el de los tiempos y el dinero.

El argumento más habitual para no implementar sites acordes con los estándares suele ser que lleva más tiempo y es más caro. Esto no sería así si se dedicara un tiempo a la formación de los equipos y no nos conformáramos con lo que ya tenemos.

Por experiencia, no lleva tanto tiempo ni es tan caro formar a una persona que haga de promotor, y que a su vez, poco a poco, forme a los demás. Se trata de aprovechar los tiempos muertos entre proyectos, comprar buenos libros, y elegir a alguien con iniciativa y curiosidad.

Entonces ¿cómo convencer al jefe de que merece la pena destinar recursos para desarrollar conforme a los estándares web? Hablándole en su idioma:

Las páginas se descargarán más rápido
La brevedad y claridad del código que cumple los estándares disminuye el peso de las páginas: las páginas se cargan más rápido y mejora la experiencia de usuario. Los usuarios realizarán lo que corresponda al site: comprar, consultar, operar... sin desistir de hacerlo por aquello de que “este sitio va muy lento”: es la posibilidad de tener más clientes y más satisfechos.

Menor uso de ancho de banda
El jefe paga por el ancho de banda para distribuir la información, y puede disminuir los costes reduciendo la información innecesaria que su sitio Web envía a los usuarios. Según maccaws.org, utilizar métodos de diseño modernos y basados en estándares puede reducir el peso de un sitio entre un 25 y un 50%.

Independencia de dispositivo
El uso de estándares facilita el acceso al contenido de las páginas Web a través de diferentes navegadores y dispositivos. Por lo tanto el mismo sitio Web puede usarse tanto en un teléfono móvil como en el PC, adaptando los CSS. Y además no tendrá que invertir en desarrollos extra para adaptarse a los diferentes navegadores.

Si crees que a tu jefe no le importa la compatibilidad, espera a que uno de sus amigos decida instalar Firefox o comprar un Mac, y le llame porque no puede acceder al site de la empresa. Además de esto, movilidad y PDA son las palabras clave.

Accesibilidad
Los estándares Web facilitan la adaptación para la accesibilidad. Haciendo su sitio accesible a los millones de personas afectadas por discapacidades, puede incrementar su base de clientes. Además, la ley ya obliga a que algunos sites sean accesibles, y más vale prevenir…

Por otro lado, en lenguaje del jefe, accesibilidad significa promoción e imagen. Puede ser una buena ocasión para sacar una nota de prensa anunciando que la Web de la empresa es accesible, promoviendo su preocupación por el bien social.

Facilidad de cambio
La separación de la estructura y la presentación promovida por los estándares permite realizar cambios en todo el sitio editando solamente una hoja de estilos. No es necesario tocar cada página para cambios pequeños, ni tocar el desarrollo para cambios grandes. Cuando las necesidades comerciales requieran un cambio de aspecto, el tiempo y coste de desarrollo del proyecto será muy reducido.

Más compatibilidad y menos limitaciones
Un sitio desarrollado con estándares utiliza una tecnología fácilmente compatible con otros productos, y la compra de productos adaptados a los estándares facilita la integración y la adaptación con los desarrollos internos que ya tenemos, acortando los tiempos de integración e implantación.

Si las grandes empresas desarrollaran sus productos web separando contenido y presentación basándose en estándares, sus productos serían más flexibles y estarían mejor terminados. Los que hayan tenido que vérselas con la personalización de Share Point de Microsoft saben de qué estoy hablando.

Ahora ya dispones de unos cuantos argumentos comerciales, así que si tienes la convicción de que es mejor crear productos de más calidad técnica siguiendo los estándares, suerte con el jefe. Piensa que cuando entienden lo que les queremos explicar los técnicos, no son tan difíciles de convencer.

Autor: Consuelo Puchades
Web: http://alzado.org/articulo.php?id_art=399

 

 

0 comentarios