Administración por esperanza

  • Publicado por Admin
  • 2 de octubre de 2011 11:31:00 EDT
  • 0 comentarios
  • 3.941 accesos


Esas personas pasan el día entero reclamando en el trabajo y culpando a todos de sus problemas. 

Se expresan con frases del tipo “en mi empresa existen problemas únicos que no existen en otras. Usted sólo lo creería si trabajase aquí un día. Por eso no consigo progresar ni desplegar todo mi potencial”. Siempre culpan al ambiente. 

Llega un día en que cambian de empresa, pasan algunos meses de “luna de miel” y llega la gran sorpresa: la nueva empresa tiene los mismos problemas de la anterior, y algunos peores. 

No se obtiene nada si usted muda de ambiente y se lleva a sí mismo con usted, tal como ha sido siempre. Los problemas tienden a repetirse. Eso sucede siempre que trabajamos solamente a nivel de la esperanza. Cambios a este nivel pueden ser respuestas a problemas ocasionales, pero difícilmente atacan las causas. Por eso llamo a estos de cambios remediativos. Ellos apenas remedian el problema, pero difícilmente generan grandes cambios. 

Cuando explicitamos nuestros valores o transformamos nuestras creencias, producimos cambios que impactan en nuestras capacidades, en nuestros comportamientos, y alteran el ambiente por consecuencia. Es lo que llamamos cambios generativos, que producen transformaciones en otros niveles. 

Visón y misión de vida son aquellas cosas que necesitamos hacer para realizarnos como seres humanos completos y generar las creencias que deseamos desarrollar. Esto es lo que nos motiva a hacer la diferencia en cada día de nuestras vidas. 

Visión: lo que queremos ser. Misión: lo que debemos hacer para cumplir esa visión. Nuestra visión son imágenes mentales que nos inspiran a actuar y a transformar nuestros sueños en realidad. La visión nos da la dirección y poder para crear objetivos de vida. 

Comience pensando en su futuro de aquí a diez años. ¿Dónde le gustaría estar trabajando? ¿Dónde le gustaría estar viviendo? 

Si usted aún no sabe exactamente dónde desea estar, comience a reflexionar sobre eso y cree su visión. Cree una película de acción de su vida. Haga de cuenta que usted es un director de cine e imagina una película con una vida maravillosa en la cual usted es el actor principal. Una visión inspiradora puede hacer toda la diferencia en su cotidiano. 

Sabiendo dónde se quiere ir, podemos llegar más rápidamente hasta allá. Si su visión de largo plazo es incongruente con sus actitudes, esta es la hora de adoptar una actitud de cambio. 

Misión en la vida es simplemente aquello que hacemos consistentemente para cumplir nuestra visión y realizarnos como seres humanos. Eso es lo que nos inspira y motiva a hacer la diferencia en cada día de nuestras vidas. 

¿Cuál es su plan para la próxima semana de manera de cumplir su visión? ¿Cuál fue la evaluación que hizo de la semana pasada? Si no lo está haciendo, y está culpando a las circunstancias, la vida le dará cualquier cosa. Tiene que hacer usted las circunstancias para lograr sus objetivos. 

Debe administrar su vida por resultados, no por esperanzas. 


...y tú que opinas al respecto? 

 


Autor: Fernando Vigorena / Conferencista Internacional
Web: www.fernandovigorena.cl

  

 

 

0 comentarios